Empleadas del hogar exigen erradicar el trabajo forzoso en el país

Contexto de la pandemia se aprovecha para afectar libertad y dignidad de estas personas, afirman.

La Federación Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar Remunerados del Perú (Fentrahogarp), en alianza con otras organizaciones sindicales, desarrolla la campaña denominada #NoMásTrabajoForzoso, ante el aumento de víctimas por el contexto de la pandemia del coronavirus (covid-19).

Más de 400,000 empleados del hogar exigen el cumplimiento de la Resolución Legislativa Nº 31160, que ratifica el Protocolo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el trabajo forzoso.

De acuerdo con este documento, los Estados miembros, como el Perú, se comprometen a identificar, liberar y proteger a las víctimas del trabajo forzoso para que logren su reinserción, brindándoles alguna forma de asistencia.
Asimismo, deben prevenir estas situaciones mediante acciones de educación e información a la población más vulnerable.
Contexto actual
La vocera de Fentrahogar, Paulina Luza, señaló que las víctimas, por lo general, son captadas mediante engaños y/o falsas ofertas de trabajo. Incluso, participan sus propios familiares, agregó.
Además, indicó que la situación se agrava para los jóvenes de escasos recursos, migrantes y las poblaciones indígenas.
“Las víctimas de este delito reciben amenazas, sufren violencia física o psicológica, restricción de comunicación y movimiento e, incluso, les retienen sus documentos de identidad, por lo que quedan absolutamente desprotegidas”, afirmó Luza.
Una muestra de lo que pasa en el país es el caso de Inés Meza Ccuno, trabajadora del hogar, quien fue víctima del trabajo forzoso desde los 7 hasta los 17 años.
“Me entregaron a unos supuestos padrinos por un plato de comida, pasaba gritos y castigos físicos y psicológicos, tenía que hacer labores que eran para adultos”, relató Meza.
Accionar
Cada año en el mundo aumentan los casos de víctimas de trabajo forzoso por distintas causas. En el Perú no hay una cifra exacta debido a que no se denuncian por la dificultad para ingresar a las casas y por el temor a represalias.
Para enfrentar esta problemática y erradicarla definitivamente, la Federación de Trabajadoras del Hogar exigió una acción conjunta del Ministerio de Trabajo, mediante la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), en articulación con la Policía Nacional del Perú y el Ministerio Público.
El trabajo forzoso es un delito tipificado en el Art. 129-O del Código Penal. Si usted conoce un caso denúncielo llamando gratuitamente al 1818.